Gallery Lifestyle

Respeto, aceptación y esas cositas que cada día brillan por su ausencia…

1526180_10205619027969658_3815037526692316944_n    Holaaaaa!!

Sí, sé que estoy algo desaparecida pero es que el trabajo me tiene bastante liadilla y para colmo, estuve pachucha éstos días. Pero bueno, nada que no se pueda superar..

Durante las últimas semanas, mi país ha vivido una serie de hechos algo extraños, nada habituales; linchamiento puro y duro de personas en la calle por el simple hecho de considerar que el largo de una falda o la orientación sexual de una persona eran inaceptables…

Debo reconocer, que desde la lejanía, no pude evitar sentirme perpleja ante lo que mis ojos veían en televisiones, radios, periódicos digitales y como no, las famosas redes sociales.

Marruecos siempre fue un país multicultural, dónde han convivido personas de todas las razas y religiones en paz y armonía.

Entonces, no me explico estas ideas raras que algunos están intentando instaurar; siempre creí que los jóvenes trabajarían por un Marruecos aún mejor, dónde todos seamos iguales, dónde las mujeres no sean consideradas seres inferiores por el simple hecho de haber nacido mujer, donde las madres (como mujeres) se esforzarían en inculcar una cultura de igualdad en sus hijos, donde superaríamos todas esas barreras culturales que nos impiden de algún modo avanzar.

A pesar de todo, ver que muchos jóvenes y no tan jóvenes, hombres y mujeres, se han movilizado para parar este circo que podría transformarse en una auténtica lacra me da ciertas esperanzas de que algún día cambiarían las cosas.

¿Tan difícil es aceptar a los demás?

¿Tan difícil es respetar las demás opiniones aunque vayan en contra de las muestras?

¿Tan difícil es aprender a ver lo que hay detrás de un mero saco de huesos y carne?

¿Tan difícil es no emitir juicios sobre hechos o personas sin conocer?

La lista es taaan larga que estaría media vida formulando preguntas.

Y en honor a todo lo que se ha formado, comparto estas maravillosas fotos realizadas por Lydia Jiménez dónde me reafirmo en lo que siempre he dicho y digo con un vestido de Zara que a algunos les parecerá más atrevido que a otros por el simple hecho de ser corto.

RESUMEN:

No soy un trozo de carne que pasea por la calle a merced de cualquier salido que dedica sus días a escanear los que pasan delante de él, que soy una gorda, delgada, rubia o morena que según tu debe taparse porque no eres capaz de reprimir tu instinto animal. El problema no somos nosotros, más bien tú.

 

Os mando muchos besitos y os digo hasta el lunes con un post 100% veraniego…

11693833_10205619027489646_1849936868742422011_n

11745873_10205619028569673_4490378857844914491_n

10403308_10205619028769678_6623323584456331602_n

11705241_10205619028369668_7403329514341089930_n

11737934_10205619028249665_5517465323354912788_n

Sobre el autor

Mounia

Mounia

Deja un comentario